Comunidad de Paz de Apartadó en peligro

Ni el Gobierno nacional ni el departamental aparecen para protegerlos.

Solo a una comisión del alto gobierno le entregará la Comunidad de Paz de San José de Apartadó a los dos paramilitares capturados cuando, al parecer, querían cometer una masacre contra campesinos.

Desgraciadamente, ni el Gobierno de Juan Manuel Santos, ni la Fiscalía, ni la Defensoría del Pueblo quieren acompañarlos y protegerlos, según se lee en su escrito.

A pesar de que ya hablaron con el vicepresidente de la república, General Oscar Naranjo, y le manifestaron la “enorme complicidad” de la fuerza pública, en la zona hay una base de militar y una gran estación de Policía, nadie protege a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó.

Ya algunos gobiernos y organizaciones del mundo le han comunicado a Santos la responsabilidad de proteger a una comunidad que solo reivindica su neutralidad y su deseo de vivir en paz.

Este es el comunicado donde la comunidad denuncia la amenaza latente contra sus integrantes:

“Nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve obligada a comunicar al país y al mundo la incursión criminal que tuvo lugar en la mañana de hoy 29 de diciembre de 2017 en nuestro asentamiento central de San Josecito, por parte de un comando paramilitar que llegó con la intención explícita de asesinar al Representante Legal de nuestra Comunidad, GERMÁN GRACIANO POSSO.

“Ya en las semanas y meses anteriores se notaba la intensificación progresiva de amenazas y operaciones de inteligencia que anunciaban un golpe grave contra la Comunidad de Paz. Nuestras constancias apremiantes dirigidas al país y al mundo no produjeron ninguna reacción ni protección de parte de las instituciones del Estado.

“Previamente un paramilitar de nombre ARCADIO llegó con el pretexto de venderle un poco de cacao a la Comunidad para constatar la presencia de Germán, la cual comunicó inmediatamente  por su celular. “Minutos después, hacia las 10:15 horas, 4 paramilitares arribaron a la bodega donde la Comunidad comercializa el cacao. Entre los que llegaron estaba el mando paramilitar de la zona conocido como “FELIPE”, y además: RICARDO DAVID, ampliamente conocido en la zona y quienes se identificaron como: JAMES CARDONA HIGUITA (cc 1038811594) y HUMBERTO ANTONIO LONDOÑO ÜSUGA (CC 1028025340).

“Intentaron primero hacer entrar a un cuarto a varios miembros de la Comunidad que se encontraban allí a quienes amenazaron de muerte sacando sus armas. Varios miembros de la Comunidad reaccionaron y forcejearon con los criminales hasta lograr quitarle el arma a uno de ellos e inmovilizar a dos paramilitares quienes fueron atados. En el forcejeo, Germán y otros miembros de la Comunidad quedaron heridos, como también los dos paramilitares inmovilizados.  La Comunidad llamó a la Defensoría del Pueblo para entregarle a los retenidos y en el momento de emitir esta constancia aún no han llegado.

“Nos hemos comunicado hace unos momentos con el Vicepresidente de la República, General Óscar Naranjo, quien prometió examinar la enorme complicidad de la fuerza pública presente en la región, la cual, a nuestro juicio, ha sido el factor clave de la enorme libertad de acción con que los paramilitares se mueven en la zona.

“Como les consta a todos los grupos que han sido solidarios con nosotros, se trata de ataques ampliamente anunciados y publicitados con la complicidad de todas las instituciones.

“Sea esta la ocasión de agradecer nuevamente y profundamente a la inmensa red de comunidades y grupos del mundo que en pocos minutos han reaccionado manifestándonos su incondicional  solidaridad.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

“Diciembre 29 de 2017”.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *