Crisis de la ingeniería Colombia, señala El Jodario

La crisis de la ingeniería colombiana es una repetición insensata de errores, dice Gustavo Álvarez Gardeazábal en El Jodario.

Y en su columna, enumera uno a uno los últimos errores en esta crisis de la ingeniería.

Este es el Jodario, para Ruta Noticias:

“Son demasiadas, en pocos años, las grandes estructuras de la ingeniería colombiana que se han ido derrumbado. Al puente sobre la vía a Villavicencio se le pueden unir en menos de 5 años el edificio Space en Medellín (y la reestructuración y desalojamiento de al menos media docena más en la capital paisa y en Rionegro).Y el estadio de Neiva, que se derrumbó en plena construcción y  los edificios de los ingenieros Quiroz en Cartagena, con la caída del Blas de Lezo y la inhabilitación de 16 estructuras más que han sido desocupadas o están siendo repotenciadas.

Algo debe pasar en la manera como se concibe la ingeniería en Colombia para que  diseñadores, constructores e interventores insistan en negarse a tomar medidas para impedir el progresivo deterioro de la imagen.

No se ha oído de ningún simposio de las facultades de Ingeniería para analizar esta repetición insensata, pero catalogable, de errores. No se sabe si es la mala calidad de la enseñanza en las aulas universitarias o la pérdida de la ética mínima de la profesión que permite usar materiales más baratos para garantizar mejores rendimientos.

O si es la sinvergüencería que se apoderó de  otras tantas profesiones ilusionadas que basta con poder comprar la licencia gubernamental para construir. Por alguna de esas u otra razón, antes de ponernos a hablar pendejadas, deberían los ingenieros, para defender el prestigio de su profesión, y las facultades de ingeniería, para que no sigan vomitando estas carretadas de equivocados, sentarse a estudiar las fallas que nos están llevando a pensar a los colombianos que nuestra ingeniería es un peligro.

No sé si volvamos a las épocas de un Enrique Uribe White construyendo a velocidad pero con exactitud los puentes sobre el Guáitara o el Juanambú en plena guerra con el Perú  pero no podemos seguir impertérritos graduando como ingenieros a más quiroces.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *