Doña Gallina nos creyó criollos

A la firma Quala, S.A., se le puso esta tarde la piel de gallina al saber la multa que le impuso la Superintendencia de Industria y Comercio, 451 millones de pesos por vender a los colombianos un producto que anunciaba solo como “caldo de gallina criolla”, cuando era de simples gallinas criadas en galpones.

La publicidad engañosa de Doña Gallina y la comparación con otros caldos de gallina llevaron a la Superintendencia a sancionar a la empresa con 451 millones de pesos.

Según la publicidad de Doña Gallina, sólo hacían su producto con gallinas criadas en una finca donde “paseaban tranquilamente, no sufrían estrés y salían al sol”. Pero era publicidad engañosa porque al igual que los otros caldos, se fabrica con gallinas criadas en corrales, encerradas y amontonadas. Es decir, el criollo era el que se creía la publicidad.

Además en la envoltura decía que los caldos de gallina eran hechos 100 por ciento con carne de gallina y también se descubrió que era mentira, ya que contiene otros elementos químicos. Así pues no tuvo más remedio la SIC que multar a la empresa y exigirle quitar su publicidad.
Ahora, los colombianos nos vamos a quedar con las ganas de conocer la finca de Doña Gallina, ya que como las bondades de su producto, no existe.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *