El Jodario habla de Benedetti, el procurador y el fiscal

La semana política la analiza El Jodario, hablando de Armando Benedetti, del Fiscal Néstor Humberto Martínez y del Procurador Fernando Carrillo.

El Jodario habla de la defensa de Benedetti ante las acusaciones del Fiscal y también de la batalla de Carrillo contra el Consejo de Estado, en medio de un país polarizad entre los que quieren figurar y los que “saben” cosas de los otros.

Pero también El Jodario habla de la crisis judicial y de la que llama “la tarifa judicial” que permite que los policías cobren por liberar a quienes capturan.

Este es el Jodario, de Gardeazábal, para Ruta Noticias:

La Batalla de Benedetti:

El país no está acostumbrado al ejercicio de la vieja máxima de la historia de la guerra en el sentido de que “la mejor defensa es el ataque”. Armando Benedetti, el polémico senador barranquillero arremetió esta semana contra el Fiscal Néstor Humberto Martínez por haberlo acusado ante la Corte Suprema. Pero no lo hizo para defenderse de la acusación. Lo hizo para calificarlo despreciativamente y de paso endilgarle a él, y a su jefe político Vargas Lleras, toda una serie de rumores y apreciaciones que son comidilla en los cocteles bogotanos pero que no han llegado a ser titulares de prensa jamás

La Batalla de Carrillo:

El procurador Carrillo, que dispara con regadora para saciar su evidente deseo de estar siempre en primera página, la ha emprendido ahora contra el Consejo de Estado porque este tribunal, en fallo controvertido pero no por ello falto de validez, anuló la destitución que en su tiempo hizo el Procurador Ordoñez del alcalde Gustavo Petro. Carrillo insiste en que el Consejo de Estado anda equivocado y que la Procuraduría no ha perdido la facultad de sancionar y destituir alcaldes y gobernadores, como lo dijo en su fallo el alto tribuna

La tarifa judicial:

La putrefacción del régimen asoma por todas partes como pústulas hediondas y como se nos está volviendo costumbre, ya no ocupa ni titulares de medios de comunicación ni mucho menos comentarios de la noticia. Probablemente estamos haciendo lo del avestruz o vamos convencidos que usando la teoría de la manzanas podridas se podrá arreglar el mal olor que se despide desde la justicia colombiana.

La semana pasada, la señora vicefiscal general de la nación anunció la detención de un grupo de fiscales y policías del municipio de Aguachica, César, donde desde años atrás se había impuesto la costumbre, muy productiva por cierto, de la policía parar camiones trasportadores de combustible de contrabando y de otros materiales, llevarlos ante la fiscalía y cobrarle una tarifa específica por liberarlos.

No se sabe si las investigaciones han determinado hasta donde llegó en ese caso la pirámide de la corrupción y si, como dicen, los J1 y J2 de la policía y los fiscales regionales también comían. Pero valdría la pena, ya que se están asomando a ese régimen tolerado de las extorsiones en la carreteras de Colombia que alguien estudiara a fondo cómo funciona la pirámide.

NOTA: Los caleños inundados esperan que el gerente de EMCALI explique por cual razón le cancelaron hace unos meses el contrato a la empresa que recogía los sobrantes hogareños de los canales de desagüe y se los entregó a 5 entidades comunitarias, que no son capaces de levantar un balde. Y que diga si piensa ir armando el andamio de su anhelada candidatura a la alcaldía a costa de la tranquilidad y seguridad de los caleños, mojados hasta el cogote

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *