Juan Manuel Lillo perder es ganar un poco

Juan Manuel Lillo cumplió con una de las frases más famosas de su gran amigo, el técnico Francisco Maturana, esa de que “Perder es Ganar un Poco”.

Cierto es que Atlético Nacional bajo la conducción de Juan Manuel Lillo fue eliminado en la primera fecha de la final del fútbol colombiano, pero también lo es que llegar a la rueda de prensa acompañado de la plantilla titular del equipo, y la dirigencia del club, le dieron aire para aguantar el golpe de la eliminación, aunque el mismo diga que “a un tipo que pierde no se le cree”.

“No sé qué hacen estos tipos acá”, remató Juan Manuel Lillo, refiriéndose a los jugadores que masivamente los respaldaban en una rueda de prensa que hizo con altura y defendiéndose de una jauría de locutores deportivos que, al igual que los jugadores de Nacional, se fueron de vacaciones antes de tiempo y con los bolsillos muy aporreados.

Nacional había terminado su participación en la final del fútbol al ganar 2 a 1 al Tolima, resultado que dejaba la serie en tablas, ante la victoria de la semana anterior de los pijaos en Ibagué. Así las cosas el equipo confió nuevamente en san Armani para la tanda de penales que definirían quién pasaba a la siguiente ronda.

Ya el golero argentino había evitado dos veces la caída inminente de su arco y parecía que en sus manos y su agilidad estaba el futuro de los verdes. Pero en un Nacional lleno jugador irregular, que en algunos momentos parecían convencidos de poder sacar al técnico del equipo, lo lógico era que el ambiente negativo pasara factura, y así fue.

Tres penales desperdició el aquí antioqueño, mientras que los pijaos marcaban en tres ocasiones.

Atlético Nacional. Lanzamientos desde el punto penal:

Gol: Macnelly Torres.

Errado: Jhon Mosquera, Daniel Bocanegra, Luis Carlos Ruiz.

Deportes Tolima. Lanzamientos desde el punto penal:

Gol: Sergio Mosquera, José Lloreda, Avimiled Rivas.

Errado: Sebastián Villa.

“Cuando se va, cuándo se va, Juan Manuel Lillo de Nacional…”, gritaban muchos de los 21 mil espectadores que acompañaron al verde en el Atanasio Girardot, desconociendo que ningún equipo en el mundo, profesional o selección patria, ha podido mantener un nivel eterno de buen fútbol y triunfos.

Por eso, el presidente de Nacional, Andrés Botero Phillipsbourne, ratificó que Juan Manuel Lillo seguirá en el club, en respaldo a un proceso a varios años, al igual que lo hacía un triunfador e ídolo, René Higuita, “es un maestro adelantado diez años en el fútbol… y por eso no es gratuito que todo el plantel esté aquí en estos momentos. Modestia aparte algo conozco en el fútbol y vemos a un ser humano excelente y un excelente trabajador. Él se ha ganado este cariño”, dijo.

A Juan Manuel Lillo habría que decirle que a un perdedor a veces se le cree y se le dan plazos, por eso el 2018 deberá ser su revancha, porque en ese año perder no será poco, sino mucho.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *