La mejor bendición del Papa Francisco.

Una madre corre por la pista del aeropuerto Olaya Herrera, en sus brazos su hijo Santiago, afectado por el síndrome de muerte súbita infantil y una bendición y un beso del Papa Francisco que los reconfortan con la vida.

Esta es la historia contada por un policía que los acompañó hasta que madre e hijo llegaron donde el Papa Francisco.

Por el subintendente Édison Vanegas.
Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.
Misa campal del Papa Francisco:

“En su mirada siento que Dios le ha puesto tantas pruebas de fe a Paula que sin saber mucho de ella, estoy seguro que Dios tiene un propósito muy grande para su familia, esa misma que se abrazaron y lloraron después de lograr algo que para muchas personas podría ser un imposible, recibir la bendición del Papa Francisco para su hijo Santiago Salazar Jaramillo, quien sufrió el síndrome de muerte súbita infantil y quedó con parálisis en su cuerpo y cerebro.

“Terminó la misa campal en el aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, el Papa Francisco se dirigía a tomar el vehículo que lo llevaría hasta el seminario Conciliar en el centro oriente de Medellín, existían varios cordones de seguridad pero Paula y su esposo tenían un sueño que cumplir, llegar a recibir la bendición para su hijo.

“Más de 6 mil hombres de la Policía Nacional garantizan la seguridad de todos los asistentes, Paula imploraba una excepción para cruzar hasta donde el Papa Francisco, recibió el aval de varios hombres de logística y seguridad y paso el primer cerco, cruzó toda la pista del aeropuerto mientras la gente tras las vallas le gritaba, “si se puede, déjenla, déjenla” Paula tomaba un segundo aliento y esperaba que el cordón de seguridad con personal del vaticano, la Policía Nacional, la Fuerza Aérea y muchos más organismos del estado le pudieran dar ese sí que le permitiera llegar hasta el máximo representante de la iglesia católica en la tierra.

“Salió el Papa Francisco para montarse al vehículo y Paula suplicaba que le permitieran pasar, espero un instante y luego de varias consultas de unas personas con otras, por fin la respuesta positiva llego. Fueron menos de dos minutos, pero para la familia de Santiago este momento permanecerá en la memoria para siempre, una bendición y un beso en la frente de Santiago por parte del Papa sellaron la fe que esta familia siempre conservó, para que este momento celestial se pudiera dar.

“Paula salió con el corazón palpitando más rápido de lo normal y corrió a encontrase con su esposo y otro hijo, se abrazaron y lloraron bajo la mirada de miles de asistentes a la misa campal, un momento de unión de hogar que manda un mensaje al mundo, yo estoy seguro que todos llegamos con un propósito a la tierra y Dios tiene pruebas de fe y amores eternos que nos quiebran el orgullo y nos entregan la humildad que siempre debemos tener para agradar a nuestro padre celestial, las palabras que me dio Paula resumen lo que esta familia siente, “Estoy absolutamente emocionada porque el plan de Dios es perfecto, mi bebé es un pequeño sobreviviente de la muerte súbita infantil, es un milagro de vida y es un milagro porque está salvando a todos los bebés en Colombia y hoy el papa le dio su bendición de sanidad y una bendición fortalecida para las familias, y en medio de la adversidad recibamos la misión que recibimos del cielo, todo es una cuestión de decisión,… estoy feliz, gracias a la Policía que me acompañó y a todos y a todo el equipo”.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *