Luis Pérez desestima denuncias de Comunidad de Paz

Sólo le faltó decir que amenazas son líos de faldas

El Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, dijo en una rueda de prensa que no existió el intento de masacre de grupos paramilitares contra la Comunidad de Paz de San José de Apartadó y que los detenidos eran “dos muchachos de la comunidad que iban a atracar un granero”.

Según Luis Pérez, sus afirmaciones las hace basado en la investigación del Ejército y la Policía en la zona, organismos que fueron denunciados por la comunidad de Paz de San José de Apartadó ante el vicepresidente de Colombia, general Óscar Naranjo, por la “enorme complicidad de la fuerza pública presente en la región, la cual, a nuestro juicio, ha sido el factor clave de la enorme libertad de acción con que los paramilitares se mueven en la zona”.

Esos mismos organismos fueron los que le entregaron la “verdad” a Luis Pérez, quien a la vez desestimó la presencia el día del atentado del sacerdote jesuita Javier Giraldo y de varios delegados internaciones que fueron testigos de la agresión.

Esto dijo Luis Pérez a la prensa como balance del consejo de seguridad donde se trató el tema de la Comunidad de Paz:

“Ocurrió un escándalo donde hubo unos comunicados a nivel nacional e internacional que decían que unos supuestos paramilitares se había tomado a San José de Apartadó y que iban a destruir toda esa comunidad

“Empezamos a recibir informes, tanto de la Policía como del Ejército, desde ese mismo momento, preocupados por el tema, todos los informes supremamente confusos, como todo lo que ha salido de ese sector.

“Al final del día de ayer, ya se aclaró el tema, no eran ningunos paramilitares, eran un par de muchachos, donde uno de ellos era el misma peluquero de esa comunidad, que se pusieron capuchas para atracar un granero y la comunidad los retuvo por un tiempo relativamente largo, y cuando pudo intervenir el Gobierno se detectó que eran dos muchachos de la misma comunidad que habían tratado de atracar una tienda.

“Sigue el proceso de investigación, naturalmente, pero es bueno que, ojalá, las informaciones no se inflen tanto, porque le puede pasar lo del pastorcito mentiroso que de tanto hacer menciones sin fundamento, cuando verdaderamente se necesite la participación del Estado ya no había forma.

“Queríamos dar ese informe, porque con esa comunidad vivimos preocupados, nos parece absolutamente importante que no haya ningún tipo de agresión, cero agresiones, pero estos informes no han sido lo más positivos”, remató diciendo Luis Pérez.

Sin embargo, el Gobernador no mencionó en sus palabras ninguno de los intentos de asesinato, los atentados a bala ni las denuncias documentadas que se han presentado desde junio del año 2017, las cuales llevaron a la Defensoría del Pueblo a solicitar al Gobierno de Colombia medidas de protección a la Comunidad.

Estas palabras de Luis Perez, desestimando el peligro contra la Comunidad, recordaron las del ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, cuando dijo que los asesinatos de líderes sociales en todo el país “obedecían a problemas de faldas”.

 

 

 

 

 

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *