Matan a Younes Abouyaaqoub el terrorista de Barcelona

En cinco días la policía acabó con la célula terrorista

Younes Abouyaaqoub el llamado terrorista de Barcelona, quien condujo una camioneta a través de las ramblas y asesino inicialmente a 13 personas, murió esta tarde baleado por la policía.

Younes Abouyaaqoub, el terrorista de Barcelona, asesinó con esa camioneta a 13 personas y posteriormente mató una más para robarle el carro y huir de la ciudad.

“El sospechoso fue abatido por una patrulla de seguridad ciudadana de Vilafranca que había acudido a los términos de Subirats y Sant Sadurní d’Anoia después de que una vecina y el propio jefe de la comisaría de Vilafranca creyeran haber visto al terrorista mero­deando por la zona.

“Se activó el dispositivo de búsqueda y esos dos policías vieron como un joven accedía a un camino rural, de piedra. Arma en mano, se acercaron y le pidieron que se identificara.

“No dio tiempo a más. El joven se abrió la camisa de manga larga y mostró lo que parecía un chaleco explosivo. Después gritó en árabe: “Alá es grande”. Inmediatamente los dos mossos abrieron fuego contra el individuo. Younes Abouyaaqoub murió en el acto. Con los ojos abiertos. Y el rostro desfigurado por el impacto de las balas. Los agentes mantuvieron una distancia de seguridad y con la ayuda de un robot se acercaron al cadáver para confirmar que el cinturón de explosivos, como el de sus compa­ñeros de Cambrils, era falso”, relató el diario La Vanguardia sobre la muerte del terrorista de Barcelona.

Según la policía la célula terrorista de Barcelona estaba conformada por 12 árabes y preparaban uno o más atentados con explosivos que producirían más daños y muertes, pero su plan se dañó cuando los artefactos que preparan y las pipetas de butano explotaron accidentalmente.

Josep Lluís Trapero, jefe de la policía, expresó que “la gran explosión que hubo en una casa deshabitada de Alcanar, Tarragona, la noche del 16 de agosto precipitó los atentados del día siguiente en Barcelona y Cambrils y los terroristas árabes no pudieron hacer de la forma prevista con el uso de explosivos porque se habían inutilizado en la detonación”.

En la casa se encontraron más de un centenar de botellas de butano y propano, así como material explosivo utilizado habitualmente por el terrorismo yihadista, además del cadáver de un presunto terrorista y restos biológicos de uno o dos más.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *