Tragedia aérea: 224 muertos

Mientras los familiares de 224 pasajeros de un avión lloraban por su muerte, en la peor tragedia aérea de este año, el grupo yihadista Estado Islámico afirmó que había derribado un avión ruso que se estrelló en el Sinaí, en el este de Egipto y Rusia desestimó el comunicado diciendo que fue un accidente aéreo.

“Los soldados del Califato lograron abatir un avión ruso en la provincia del Sinaí que transportaba a más de 220 cruzados, y todos murieron”, afirmó el grupo extremista en un comunicado publicado en sus cuentas de Twitter, y agregó que fue en represalia por la intervención militar rusa en Siria.

“Esa información no puede considerarse exacta”, respondió el ministro ruso de Transporte, Maxim Sokolov.

Varios expertos militares consideraron que los combatientes de esta rama del EI, que tiene su bastión en el norte del Sinaí, no disponen de misiles capaces de alcanzar un avión a 30.000 pies de altitud.

Sin embargo, no excluyen la posibilidad de que hubiera una bomba a bordo o de que el avión fuera alcanzado por un cohete o un misil si perdió altura tras un fallo técnico.

El capitán, aparentemente, se había quejado de un fallo técnico a los equipos de comunicación, según un responsable de la autoridad de control del espacio aéreo egipcio.
En el avión de la empresa MetroJet viajaban 217 pasajeros y siete tripulantes, quienes regresaban a Rusia desde las zonas turísticas de Egipto.

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *