Y qué tal este taxista del TPW 663

Y finalmente, se conoció en las redes sociales el caso de un taxímetro adulterado y un taxista que lo reconocía, pero que se justificaba diciendo que el carro ya venía así cuando él lo compró.

Sucedió el domingo cuando un usuario denunció ante los guardas de la secretaría de movilidad la manipulación que creía se había hecho al sistema de cobro de un vehículo de servicio público donde lo transportaban.

Según se oye en el video, el usuario notó como el taxista permanentemente bajaba su mano izquierda e inmediatamente la tarifa del taxímetro subía, sin que se hubieran recorrido los 90 metros respectivos para el aumento de la tarifa.

El ciudadano venía desde el municipio de sabaneta hasta la terminal del norte y al bajarse alertó a dos guardas de la secretaría de movilidad, quienes al revisar el carro descubrieron el sistema de pulsación que cambiaba la tarifa.

La respuesta del taxista delincuente, al ser interrogado por los guardas y el usuario, es que “estaba así desde que compré el carro”.

Según se escribió en El Colombiano, “Mario Andrés Ramírez, subsecretario de Seguridad Vial y Control de Medellín, lamentó el hecho y confirmó que el Taxista fue sancionado y el vehículo inmovilizado. “El vehículo se mandó a peritos y encontramos el pulsador que tenía, que con cada pulsación aumentaba 87 pesos en la medida”, dijo.

El vehículo fue inmovilizado y el conductor fue sancionado por adulteración del taxímetro, lo que genera una multa de 15 salarios mínimos legales diarios, lo que podría sumar unos 370 mil pesos de sanción.

El taxi está matriculado en Medellín y sus placas son TPW 663, sin que se sepa a qué empresa pertenecía.

Según se informó en la secretaría de movilidad de Medellín, los usuarios se pueden quejar de los taxímetros adulterados llamando al teléfono 445 77 72 o a la línea 123 de emergencias de Medellín.

 

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *