Yo no pago, yo denuncio dice la Alcaldía

Yo no pago, yo denuncio es la campaña que inició la Alcaldía de Medellín para que los transportadores no acepten la extorsión de las bandas criminales, delito que últimamente se ha convertido en una de las rentas criminales más jugosas para los pillos en la ciudad.

Una ONG había calculado en el año 2012 que las rentas criminales de la extorsión le dejaban a los bandidos 37 mil millones  de pesos cada año, es decir más 3 mil millones mensuales.

Esa campaña Yo no pago, yo denuncio se inicia en momentos en que transportadores denunciaron que el gerente de una empresa, del sector occidental de Medellín, se encuentra desaparecido (sin saberse si esta secuestrado o “retenido” hasta que se pague por su liberación).

Según el boletín oficial, con la campaña Yo no pago, yo denuncio, la Alcaldía de Medellín y la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá quieren generar conciencia entre los ciudadanos sobre la importancia de confiar en las autoridades para no ser víctimas de las rentas ilegales.
La iniciativa fue presentada en la Terminal del Norte, con los conductores de buses de servicio público, quienes hacen parte de uno de los gremios más afectados por la extorsión.

“El mensaje que le damos a la ciudadanía es que vamos a combatir más la extorsión, que se acaba la zona de confort para los criminales que se financian intimidando y exigiendo dinero a la gente de bien”, dijo el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga.

La mayoría de los casos de extorsión que son denunciados terminan resolviéndose en favor de las víctimas, por lo que es importante que la gente no se quede callada.

Según explicaron las autoridades, cuando se les paga a las estructuras criminales éstas se fortalecen financiera y militarmente. Es un círculo que no termina y la única manera de erradicar el problema es denunciando.

Como estrategia para evitar la extorsión a los transportadores, la Alcaldía avanza en la renovación del Sistema de Transporte Público de Medellín.

“Presentamos esta campaña con los conductores porque son nuestros aliados. Estamos trabajando para que ellos no tengan que manejar más dinero en efectivo y para que los usuarios puedan pagar el pasaje con la tarjeta cívica, igual como lo hacen en el Metro. Esto evitará que sean víctimas de cobros ilegales”, explicó el Alcalde.

La campaña Yo no pago, yo denuncio también se extiende a comerciantes y habitantes de unidades residenciales que sufren por este flagelo. En las zonas más afectadas ya hay policías de civil haciendo inteligencia para judicializar y capturar a los responsables.

 

No Comment

Leave a reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *